acoso redes sociales, mi novio me controla, adolescencia, violencia en la pareja 15 Sep 2018

BY: Marcela Lockett

Blog

Comments: No hay comentarios

Existen diferentes formas de ciberacoso. En este post describimos algunas de sus formas, para que nos sea más fácil detectarlas:

  1. Los INSULTOS ELECTRÓNICOS suelen darse en  lugares  públicos, tales como salas de chat o foros de debate, por contraste al intercambio del mails. Hay un intercambio mutuo entre las personas implicadas.
  2. El HOSTIGAMIENTO, a diferencia del anterior, son reiterados y dirigidos a una persona como blanco, son más a largo plazo, produciendo alteración emocional de quien los recibe.
  3. DENIGRACIÓN: se entiende como difundir información despectiva y falsa respecto a una persona y sin su autorización. Puede ser colgada en una web, o difundida vía mail, o mensajes instantáneos, enviar fotos íntimas.
  4. La SUPLANTACIÓN de la identidad: el acosador se hace pasar por la víctima, utilizando su clave de acceso,  y enviando mensajes negativos o degradantes a sus contactos.
  5. DESVELAMIENTO O SONSACAMIENTO: revelar información, comprometida o íntima, o engañar a la persona para que revele información personal de si mismo.
  6. EXCLUSIÓN Y OSTRACISMO: cuando por medio de las redes se le hace vacío a una persona, excluyéndola del grupo. Para un adolescente, que depende del reconocimiento y aceptación de su grupo de pares puede ser una actitud que le lleve a síntomas de depresión.
  7. CIBERPERSECUCION: seguir a la persona a través de comunicaciones reiteradas, hostigando y amenazando; rondar cerca de la persona y hacérselo saber. Por ejemplo, hacerle saber a una chica que se conoce donde está, con quien se mueve, sintiendo la sensación constante de ser observada o controlada.
  8. PALIZA FELIZ: cuando se agrede físicamente a la víctima y se sube a las redes sociales.
    Acoso en las redes sociales

Los peligros del sexting.

El sexting consiste en la difusión o publicación de  fotografías o vídeos de tipo sexual, producidos por el propio remitente, utilizando para ello el teléfono móvil u otro dispositivo tecnológico. Se cree que “no pasa nada” porque luego se borra, pero se puede realizar un pantallazo de la misma y comenzar a compartirse perdiendo así el control de quien recibe y ve la imagen.

Imaginemos a una chica que se hace fotografías eróticas con el móvil y se las envía por sms a un chico con el que está queriendo ligar, o las publica en su perfil de una red social. esto es generado de manera voluntaria por su autora, comenzando a pasar a manos de otra u otras personas que no esperaba ni deseaba que le llegue. Esto es lo que denominamos sexting. A partir de aquí, puede entrar en un proceso de reenvío masivo multiplicándose su difusión. Ahí dejamos de controlar nuestra imagen, pudiendo llegar a hacerse viral.

¿ Cómo prevenir el acoso en redes?

Cuando envías una información pierdes el control sobre ella y su destino. “Piensa antes de publicar”. Nunca se podrá estar seguro de que la persona a quien se le ha mandado un mensaje, una imagen o un video no las compartirá, pasando a ser de dominio público.

Estas son algunas acciones que puedes tener en cuenta para prevenirlo:

  1.  Conocer el nivel de seguridad y privacidad de los dispositivos y aplicarlo de manera responsable. La pérdida del teléfono móvil (si no está protegido) puede poner a disposición pública nuestra información, pero también existen vulnerabilidades e infecciones con “virus informáticos” que pueden permitir un acceso no autorizado. Si no se está seguro de poder proteger información sensible puede que sea mejor no tenerla guardada en ese dispositivo.
  2. No ceder ante la presión ni el chantaje. En caso de recibir solicitudes insistentes para que proporcionemos una imagen por parte de una persona querida o de confianza o se sufren amenazas de alguien desconocido, la única decisión acertada es no ceder a las peticiones bajo ningún concepto. Si se trata de alguien malintencionado, habría que solicitar el apoyo de un adulto responsable. Es necesario compartir en la vida real aquello que te preocupa de la vida virtual. Informate con los servicios especializados de ciberacoso para  de ser necesario, denunciar este delito.
  3. No ser partícipe del sexting: ni creándolo, ni reenviándolo, ni fomentándolo. Cuando se reenvía a otras personas una imagen de sexting, se está participando activamente en el juego, no seas participe de estas conductas, no es un simple juego.

Lo que no debemos tolerar en las redes sociales.

En resumen, si bien las redes sociales han enriquecido nuestro mundo por el acceso a la información y comunicación, no debemos tolerar el uso de las mismas como mecanismos de  control, de acoso, para hacer llegar  amenazas,  extorsionar y chantajear, manipular; no podemos permitir tampoco la usurpación de identidad, el bulling virtual, el hacer circular rumores, el violar la intimidad de los otros; la transmisión de material violento, machistas y degradantes de la mujer. No contribuyas a ello y en caso de sufrirlo, que sepas que no es sin consecuencias. Consulta a un especialista de la psicología.